Croquetas. Libro de Sent Soví, año 1324 (Cap. XLIII)

Si quieres hace croquetas de pasta o de huevos, toma una buena porción de grasa de cerdo que esté bien limpia y ponla en una sartén bien limpia. Después coge pasta fermentada de trigo y disuélvela con un huevo por croqueta en un mortero. Una vez esté bien mezclado, coge queso rallado de modo que quede espeso. Después echa cuatro cucharadas en la sartén, y un huevo en la misma sartén, y que el fuego esté bajo. Y retíralo una vez y otra, y dales la vuelta al cabo de un rato, y mantenlas ahí, a fuego lento, hasta que estén cocidas. Después sácalas y ponlas en una fuente grande, y échales mucho azúcar por encima y por debajo. Y se sirven cuanto más calientes mejor al final de la comida a modo de queso.

Artículo anterior Lonjas de queso
Artículo siguienteCochinillo relleno
Licenciado en historia contemporánea por la Universitat de Lleida en 1993, es miembro del Consejo Social de la UdL y presidente de Historiadors de Catalunya (AHCAC). Autor de diversos libros y artículos sobre historia militar en Lleida en época moderna, conferenciante y colaborador con numerosas asociaciones culturales, medios de comunicación y universidades.

DEJAR RESPUESTA

Por favor introduzca su comentario!
Por favor introduzca su nombre aquí