¿Cataluña no era España antes de 1714?

Real de Carlos III. 1707

Durante mucho tiempo ciertos historiadores, periodistas y políticos han insistido en afirmar que Cataluña antes de 1714 era un estado independiente, y que España no existía ni como entidad política ni como entidad espiritual o cultural, sino que era un concepto meramente geográfico. El estudio de la historia y de muchos documentos nos dicen, sin embargo, que la realidad es muy diferente. Aunque el título oficial de los monarcas hispánicos era “reyes de Castilla, León, Aragón, Valencia, condes de Barcelona, etc”, numerosos documentos, impresos y monedas certifican que ya desde finales del siglo XV a esta entidad política se la denominaba España (o Españas como se decía entonces). Y tanto los habitantes de estos territorios fuesen castellanos, catalanes o aragoneses, como muchos políticos y cronistas extranjeros no dudaban que España existía como sujeto político a todos los efectos. Como muestra solo daremos algunos ejemplos.

Cuando Colón volvió de su primer viaje a América a principios de 1493 escribió su famosa carta, que hizo imprimir, en la que anunciaba al mundo su gesta. Pues bien, en el preludio se hablaba del rey Fernando el Católico como “Ferdinandi Hispaniarum Regis” (Fernando, rey de las Españas). En 1585 los dirigentes municipales de Perpiñán, en la actual Cataluña francesa, escribieron a las cortes de Monzón diciendo que “Entre les moltes províncies compreses en los regnes de Spanya esta província del comtat del Rosselló y la terra de Conflent (…) en la qual són més necessàries que en tot lo restant de Espanya, ço és en Perpinyà, frontera de Françadita vila, la qual és la primera de Espanya”. Si España era una mera idea geográfica equivalente a la Península Ibérica … ¿Cómo podían afirmar los síndicos que Perpiñán era la primera ciudad de España, si ésta se encuentra al Norte de los Pirineos? Está claro que para los perpiñaneses España era un sujeto político del que se consideraban integrantes.

En 1600 el jesuita de Reus Pere Gil escribió la obra “Història natural de Catalunya”, en la que al empezar afirmaba: “per ser sols la nostra intenció de escriurer las cosas de Cathalunya, la qual com sia provincia de Espanya…”. O sea, este erudito catalán consideraba que el Principado era una provincia de España. ¿Cómo podría haber afirmado eso si Cataluña hubiese sido un país independiente y ajeno al conjunto político hispánico? Más. En la Cataluña previa a 1714 ya se publicaban libros en castellano y en algunos de ellos se hablaba del rey de España, no del rey de Castilla y Aragón. Por ejemplo, en 1625 se imprimió en Barcelona, en la imprenta de Sebastián de Cornellas el libro “Historia de la vida y hechos del emperador Carlos V, máximo, fortíssimo, rey cathólico de España y de las Indias, Islas y tierra firme del Mar Océano”.

Hay otro aspecto importantísimo y a menudo pasa desapercibido. Se trata de las leyendas que figuran en las monedas que acuñaban estos monarcas y que circulaban por sus territorios. Pues bien, resulta que algunas de ellas se fabricaron en Barcelona, lo que sería inimaginable si el Principado hubiese sido un estado soberano desvinculado de la corona española. Por ejemplo, en 1596 se acuñó en la ciudad Condal una moneda de ½ cruzado, tipo 35. Se puede leer la leyenda HISPANIAR(VM) en una cara e HISPANIA en la otra. Más ejemplos: monedas de 2 reales, tipo 5, acuñadas en Barcelona entre 1707 y 1714. En el anverso se ve el escudo de la monarquía española (armas de Castilla, León, Aragón, etc) con la leyenda CAROLVS III D.G. (DEO GRATIA) y en el reverso HISPANIARVM REX 1707. Y por falta de espacio no seguimos más, pero los ejemplos son incontables, inacabables e irrefutables.

Real de Carles III. 1707

DEJAR RESPUESTA

Por favor introduzca su comentario!
Por favor introduzca su nombre aquí